Los claveles NO son carcas

Pobres claveles: que si carcas, anticuados, que si flor de cementerio… Todos hemos oído algún comentario por el estilo sobre ellos.

Pero qué narices, cuando vi estas preciosidades de pétalos granates y aterciopelados no sabía qué iba a hacer con ellos, pero estaba segura de que no se merecían su mala fama; así que no me lo pensé dos veces y me los traje a casa.

Puede que la gran tradición de los dianthus caryophyllus en nuestro país haga que nos decantemos por flores más exóticas; pero más allá de ser un símbolo nacional y de su vinculación con el cristianismo -que defiende que brotaron de la tierra al caer las lágrimas de María- los claveles son una opción muy versátil, económica, de fácil cultivo y con una amplia variedad disponible en el mercado.

Siendo una flor tan asequible y un básico de cualquier floristería, es una pena que tenga tan mala prensa. Elegir una variedad poco común y tonos que se lleven esta temporada puede ser una forma de reinventar este clásico y darle una nueva oportunidad en nuestros trabajos.

Pero dejémonos de cháchara que en seguida me enrollo… lo que os quería contar es cómo utilicé estos claveles para que dejasen de ser carcas! Para acompañarlos utilicé ranúnculos rosas, begonias, varios tipos de helecho, hiedra, cheflera, evónimo, una planta crasa que todavía no he conseguido clasificar y la flor de un arbusto muy parecido a la celinda pero que intuyo que no es exactamente lo mismo :/

2

 

Como veis el arreglo es muy sencillo. Tan solo he colocado media espuma hidratada sobre un soporte para tartas que tenía por casa y he ido construyendo el volumen primero con hojas y ramas verdes y poco a poco añadiendo todos los elementos que veis. Es muy importante que no se vea ni una pizca de la espuma que utilizamos para pinchar las flores!

En este caso ni la técnica ni los materiales tienen muchas complicaciones, pero me ha encantado como queda la combinación de colores. ¿Y a vosotros?

Está claro que el tiempo que dedicamos a elaborar un trabajo y los elementos que utilizamos pueden multiplicar el atractivo de una flor, pero estas bellezas de claveles están divinos hasta en una tacita de té!

Espero que os haya gustado y que volváis a comprar claveles muy pronto!

Besoteeees ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s