Joyería floral

Hoy. 17:30 de la tarde. Justo después de una mini siesta reparadora abro la nevera y voy directa hacia mi táper. Sí, ese gastadito que veis al lado de las zanahorias…

¿Chorizo verde? Pues no. ¡Por fin me he atrevido con algo que llevaba mucho tiempo deseando hacer!

Ayer me puse al lío e hice este conjunto de collar y pulsera con hojas y flores naturales, pero faltaba la prueba final… descubrir si el arreglo duraría en buen estado hasta el día siguiente. ¿El veredicto? 24 horas dentro de un táper en la nevera y al menos 6 horas a temperatura ambiente en perfecto estado.

No sé si soy la única que piensa en estas cosas, pero la idea de lucir joyas hechas con flores rondaba desde hace años mi cabeza: en graduaciones, bodas, una cena especial…  me parece que aporta un toque muy personal y que por poco dinero se puede destacar entre el resto de invitadas.

Lamentablemente no tengo ningún evento por el estilo a la vista, pero de todas formas me apetecía mucho hacerlo y creo que San Valentín puede ser una ocasión genial para llevarlo si queréis aportar un toque distinto y romántico al look 😉 La otra opción es regalárselo a alguien especial, os aseguro que si vuestra pareja se parece un poco a mí vais a quedar como reyes sin rascaros el bolsillo.

Si os animáis podéis elegir las flores que más os gusten –teniendo en cuenta su resistencia fuera del agua-  pero las que yo he utilizado son estas: flor de durillo, hortensias verdes, hiedras bicolor, flor y ramas romero, además de algunas plantas crasas –también llamadas suculentas- y un tipo de esparraguera que tenía en el jardín. Cómo no estoy segura de las variedades exactas, os dejo algunas fotos por si las reconocéis y de paso presumo de romero en flor 😉

Tenéis dos opciones: encargarlo en una floristería o echarle paciencia, tiempo y cariño para hacer vuestro propio diseño. Si os atrevéis a hacerlo en casa os va a ser de mucha ayuda un collar parecido al mío, ya que la estructura metálica facilita un montón la colocación de los elementos.

Para elaborar el conjunto yo me he guiado por mi instinto y no he seguido ninguna técnica profesional salvo en la preparación de las flores, que es muy sencilla: se eligen las mejores y se hacen pequeños grupos, colocando un alambre entre los tallos y forrándolos todos juntos con cinta tape de color verde.

Después se trata de insertar los grupos desde el centro hacia los extremos con mucha paciencia para que no queden calvas ni zonas feas y sujetarlos con alambre del mismo color que el collar intentando que quede camuflado por el follaje. Por detrás tiene que quedar lo más plano posible y sin puntas de alambre hacia fuera para que no lastime al llevarlo puesto.

La elaboración de la pulsera es muy sencilla: basta con cortar un trozo de alambre un poco más largo que el contorno de nuestra muñeca y empezar a colocar los grupos desde un extremo (con los tallos hacia el cabo más largo) e ir sujetándolos con cinta tape de forma que no queden zonas feas hasta finalizar. Yo he dejado las puntas sin flores para que sea más cómodo llevar la pulsera y los he forrado con más cinta. Para cerrar simplemente he doblado entre sí los extremos del alambre, pero también podéis añadir un cierre.

¡Y tachán! El outfit  es de andar por casa pero espero que la foto os ayude a haceros una idea más real de las proporciones del trabajo de hoy.

¡¡Besazoooos!!

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Aldara dice:

    Que bonito Nere! ❤

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s