Arreglos post-Navidad

 

Señores y señoras: la Navidad se ha acabado. Ya seas de los que sigue poniéndose ese jersey navideño para estar por casa o de los que estaba deseando que pasasen rápido estas fechas, c’est fini! Y ahora toca recoger el árbol, los adornos, la corona y el belén. Pero no empieces a deprimirte porque ¡sigue siendo invierno!

Quizás seas de los que odia la lluvia y el frío y no ve nada positivo en que se haya terminado la Navidad y falte taaaaanto para el verano. Pues keep calm porque todo tiene su lado bueno y sé de algo que te levantará el ánimo y además no engorda. ¿A qué esperas para poner flores en casa o en la oficina?

En este primer post te enseño lo que he preparado para decorar la casa en estos primeros días laborables del año: botellas, ramas rotas, liquen, bayas, calas, varios tipos de follaje y lana. ¡Tatatacháaaaan!

La verdad es que estas Navidades han sido muy tristes en mi casa y estaba deseando que terminaran para poner un poquito de color y amor 🙂

Como veis he utilizado botellas (de cervezas, agua con gas y licor casero), una jarra metálica que tenía por casa y una tacita para el té que compré hace poco en Tiger. Me encanta como quedan las flores en recipientes que tenemos por casa o que reutilizamos. En mi opinión les da un toque muy personal y desenfadado a los arreglos.

Tampoco hace falta gastarse mucho para decorar con flores. En mi caso no he gastado nada de nada, pero claro…ser una chica de campo tiene sus ventajas ya que puedo ir cortando una hojita de esta planta y otra de aquella, unas ramitas rotas que encuentras en el bosque, un trocito de aquel arbusto con bayas, unas flores de la abuela… ¡y listo!

El truco es adaptar los arreglos a nuestras posibilidades y a nuestro bolsillo. Siempre luce más el cariño y el buen gusto que ponemos a las composiciones que unas flores caras colocadas de cualquier forma.

El verde es mi color preferido y me encanta mezclar distintos tipos de hoja, así que lo he tomado como base. Para conseguir calidez y el toque estacional he añadido las ramas secas, y por último las notas de naranja y amarillo, que transmiten energía positiva y aportan luminosidad.

Para los adornos de lana utilicé restos de ovillos que había por casa y una aguja de ganchillo. Me encanta el contraste de la lana azul con los colores cálidos y  la sensación hogareña y amorosa que transmite este material.

¿Qué esperáis para colocar flores en casa después de las Navidades?

Podéis utilizar casi cualquier cosa, así que elegid los colores y las flores que más os gusten, buscad algún recipiente para colorarlas ¡y al lío! Os lo pasareis genial haciendo los arreglos y es un auténtico placer tener flores en casa.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s